¿Tenemos que cuidar nuestros oídos en verano?

proteger nuestro oídos en verano es fundamental

Se acerca el verano y somos conscientes que tenemos que cuidar y proteger nuestra piel, pero… ¿y nuestros oídos?, ¿tenemos que cuidar nuestros oídos en verano?

Pues la respuesta en rotundamente, sí. No solo tenemos que cuidar de nuestros oídos en verano, sino todo el resto del año en conveniente que cuidemos y revisemos nuestra salud auditiva. Aunque lo que hoy nos ocupa en nuestro blog es del cuidado de nuestros oído en verano, que es la época que nos toca disfrutar ahora.

Factores de riesgo durante el verano

  • Cambios bruscos de presión. En verano aprovechamos nuestras vacaciones para viajar y tomar algún avión en muchas ocasiones. También para practicar algún deporte o afición como puede ser el submarinismo. En estos casos se produce diferencias de presiones que pueden provocar molestias a nuestros oídos. Si estos son muy bruscos pueden ocasionar traumatismos en los oídos. Tomar caramelos o chicles, durante el viaje, ayuda. Incluso usar tapones especiales para intentar igualar presiones. Si la persona está resfriada, sería conveniente tomar medicamentos antidescongestionantes antes de coger un avión.

Protegerse los oídos de los sonidos intensos en conveniente

  • Exposición a sonidos altos de forma frecuente. Todos sabemos que los ruidos elevados son dañinos para nuestra salud auditiva. En verano pasamos más tiempos expuestos a esos sonidos tan intensos debido a las discotecas y conciertos. También pasamos más tiempo oyendo música, por ejemplo tomando el sol, en reproductores de música con nuestros auriculares a unos decibélios más altos de lo recomendado. Por lo que debemos de reducir nuestra exposición y procurar no colocarnos cerca de los altavoces.
  • Exposición prolongados al aire acondicionado. Las variaciones bruscas de temperatura, debido al contraste entre recintos cerrados con aire frío y las altas temperaturas de exterior, propician faringuitis, cambios de voz y otitis. Luego hay que usarlos con moderación.
Sumergir los oídos en verano es muy frecuente.

Disfrutando de los baños

  • Zambullirse en el agua. Esto es lo que causa mayores problemas en el verano. La humedad en el conducto auditivo externo favorece la proliferación de bacterias ocasionando otitis externas, también conocidas como otitis del nadador, pincha aquí para saber más sobre ellas. Es recomendable usar tapones de baño a medida para evitar la entrada de agua en el oído.

Consejos para cuidar nuestros oídos en verano

  • Tomar descongestionantes si estamos resfriados antes de coger un avión.
  • Uso de tapones de baño a medida y otros especiales para el ruido al acudir a conciertos y discotecas.
  • Si vemos que tenemos dolor durante un par de días en el oído y no remite, acudir al médico especialista.
  • No poner los auriculares de nuestro reproductor de música muy altos y durante un uso prolongado de tiempo.
  • Secar bien los oídos al salir del agua y reducir el tiempo de inmersión.

Con todos estos sencillos consejos podrás disfrutar del verano con los cinco sentidos y disfrutar de él a tope.

Si te interesan los temas relacionados con la salud auditiva puedes seguirnos en Facebook donde te iremos informando y contando curiosidades de todo lo relacionado con el mundo de la audiología.

Si tienes alguna duda y quieres consultarnos algo, con mucho gusto te ayudaremos. Llámanos al tel: +34 658316577

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.