Acúfenos

Los acúfenos tiene una difícil y complicada solución en muchas ocasiones

Los acúfenos no son una enfermedad sino un síntoma relacionado con el sistema auditivo. También se le conoce con el nombre de tinnitus.

Son unos ruidos que percibe la persona dentro de su cabeza sin que exista ninguna fuente sonora que los emita. Cada uno lo refiere a los acúfenos de una manera distinta, pudiendo ser como un zumbido, pitido, un sonido pulsátil, como si fueran latidos del corazón, como una nota de música…

Pueden aparecer de forma transitoria o bien pueden aparecer de forma permanente. En este caso, se pude convertir en muchas ocasiones un un gran problema para la persona.

Puede percibirse en uno o en los dos oídos. Con frecuencia este problema viene acompañado de una pérdida auditiva neurosensorial.

Cuando el acúfeno es constante el paciente debe consultar a su médico. Este mandará a realizar algunas pruebas o derivará a otros especialistas. En un alto porcentaje estas exploraciones y pruebas son completamente normales.

Causas de los acúfenos

Hay muchas hipótesis sobre el origen de los acúfenos pero su mecanismo exacto sigue siendo tema de investigación.

Hasta ahora lo que se sabe es que es el resultado de una actividad aberrante en cualquier punto a lo largo de la vía auditiva desde la cóclea hasta la corteza auditiva.

De cualquier forma existe otras causas que se asocian a los acúfenos como la exposición prolongada al ruido, hipoacúsia súbita, patologías neurológicas, infecciosas, efectos de medicamentos, trastornos metabólicos, cardiovasculares, psiquiátricos, disfunción de la articulación temporo-mandibular, estrés,etc…

En un porcentaje alto de los acúfenos las causas son desconocidas.

Tratamiento

Cuando la causa es desconocida, un elevado porcentaje de acúfenos lo son,  no existe un tratamiento efectivo farmacológico para hacerlos desaparecer.

El tratamiento va encaminado a terapias de reentrenamiento con el objetivo de que la persona que lo padece poco a poco vaya siendo menos consciente de él y el enmascaramiento del acúfeno.

Lo más importante en cualquier patología es la prevención. En el caso de los acúfenos esto es fundamenteal debido a la complejidad y dificultad para su tratamiento.

Se aconseja:

  • Evitar la exposición a ruidos intensos
  • Acudir al médico cuando se presenta dolor de oído, supuración y/o pérdida auditiva súbita.( si quieres tener más información sobre la pérdida auditiva súbita pincha aquí)
  • Terapia de reentrenamiento (TRT) incluye consejo terapéutico, la terapia sonora entre otras.
  • Como hemos dicho, en muchas ocasiones viene acompañado de pérdida auditiva neurosensorial, si se soluciona la pérdida, mediante audífonos, la persona empieza a oír sonidos que antes no oía y va dejando de prestar atención y de oír los acúfenos.
  • Descansar adecuadamente y disminuir los niveles de estrés.

Por otro lado , la forma en la que el acúfeno afecta a la calidad de vida de las personas que lo padecen también varia mucho. Si bien para la mayoría es llevadero, hay personas a las que le genera gran ansiedad, depresión llegando a tener cambios en su comportamiento y en algunos casos llegando a ser incapacitante.

Si te interesa todo lo relacionado a la salud auditiva puedes seguirnos en Facebook

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *